Desarrollo Rural

Lorem Ipsum es simplemente el texto de relleno de las imprentas

En el área de Desarrollo Rural trabajamos desde un enfoque agroecológico, ofreciendo a los pobladores rurales oportunidades de crecimiento productivo y económico, Mejoras en la calidad de vida y fortalecimiento de su capacidad de gestión y organización.

A través de las actividades productivas promovemos el desarrollo local y la permanencia de los pobladores en sus lugares de origen, disminuyendo la emigración a las ciudades. Además, las mejoras productivas impactan en una mejor alimentación, la prevención en salud y la calidad de vida en general.

Todas las actividades se llevan adelante partiendo de las potencialidades y saberes de los pobladores rurales. Son ellos mismos quienes identifican las dificultades, conocen sus capacidades, y las potencialidades de sus tierras. Y también los que llevan adelante las tareas. Con esta metodología participativa se involucra a los pobladores desde la concepción del proyecto hasta la evaluación final, diseñando estrategias y buscando soluciones en conjunto.

Trabajamos con proyectos destinados a

Acceso al agua

Buscamos que los pobladores accedan al agua tanto para uso doméstico como para actividades productivas.

Por ello, desde el área de Desarrollo Rural, trabajamos en la captación de agua, el almacenamiento y filtrado de la misma, mejorando las instalaciones que permitan su distribución.

Trabajamos en el marco de una agricultura sostenible y preservando la biodiversidad local.

Autoconsumo y Diversificación productiva a través de fondos rotativos de inversión

Acompañamos a los pobladores para que puedan contar con distintas alternativas de producción como fuente de ingresos y autoconsumo.

Trabajamos en la construcción de invernaderos y huertas familiares con asistencia y formación dejando la capacidad instalada en las comunidades. Esto permite que la familia incorpore verduras y hortalizas en su dieta, productos escasos en la zona e imposibles de adquirir en comercios urbanos sin transporte propio.

También promovemos la cría de pollos parrilleros, frutas finas, la elaboración de conservas y dulces, pasturas, mejoras en instalaciones e infraestructura de campos.

Esto lo desarrollamos a través de microcréditos en donde los pobladores devuelven una parte de la inversión necesaria, y a través de un fondo rotativo de inversión, esa devolución beneficia a nuevos productores.

Acompañamiento a organizaciones locales

Muchas y muy variadas son las organizaciones en el ámbito rural que se encuentran en búsqueda de una mayor formalización y consolidación. Cooperativas laneras, cooperativas de consumo, grupos de productoras y de productores, comisiones directivas de las comunidades, escuelas, radios comunitarias y artesanos, entre otros, necesitan consolidar sus capacidades de gestión para alcanzar sus objetivos.

El área de Desarrollo Rural se acerca a ellos para realizar capacitaciones, acompañar procesos o concretar trabajos en conjunto que fortalezcan su organización. En articulación con universidades u otras organizaciones de la sociedad civil, el objetivo es el empoderamiento para que las organizaciones locales aumenten su autonomía.

Fortalecimiento de escuelas primarias rurales

El área de Desarrollo Rural acompaña desde el año 2002 a escuelas primarias rurales complementando la educación clásica con una formación que integra lo educativo con lo productivo y lo social. A través de proyectos de articulación didáctico-productiva, se incorporan invernaderos a la actividad escolar, llevados adelante de manera conjunta por docentes y alumnos.

Los resultados son múltiples y variados. Por un lado, genera entusiasmo y motivación en la comunidad educativa. Ver crecer las plantas, comer lo producido y estudiar las materias tradicionales articuladas con las experiencias productivas revitaliza la vida escolar, fortalece la pertenencia y disminuye la deserción. Además, los productos del invernadero son consumidos por los alumnos en el comedor escolar, enriqueciendo su dieta abundante en víveres secos poco nutritivos.

Más de 50 escuelas rurales primarias han accedido a este programa.

Energías alternativas

Acercamos a los pobladores una propuesta integral a partir del uso de paneles solares. El primer resultado se da en la iluminación doméstica, todo un cambio en la vida hogareña que libera a las familias de recorrer 50 kilómetros o más en busca de kerosén.

Un segundo uso de la energía solar involucra mejoras en la producción, el manejo del ganado y las pasturas.

Las instalaciones se realizan junto a los pobladores, y en ocasiones con la participación de alumnos de los centros educativos de la Fundación, en el marco de las prácticas de aprendizaje-servicio solidario.